Simulación en vivo Realismo para lograr resultados efectivos

Al final del año pasado se utilizaron por primera vez los dispositivos de simulación de combate táctico (DSET) para tropas blindadas, recién adquiridos de Saab, en las sesiones de entrenamiento que se llevaron a cabo en el Centro de Adiestramiento Sur (CA-Sul) del Ejército Brasileño, ubicado en Santa Maria, Río Grande del Sur. El sistema de simulación en vivo, por las posibilidades que ofrece, enriqueció la experiencia de los militares que participaron en el ejercicio. El comandante del CA-Sul, el Teniente Coronel Marcio Guedes Taveira, nos cuenta sus impresiones.

¿Qué importancia tiene la simulación en vivo en el adiestramiento de tropas blindadas y mecanizadas?

Tte. Cnel. Taveira: La capacidad del CA-Sul para realizar ejercicios de adiestramiento y de certificación para el empleo de tropas mejoró con la adquisición de los nuevos DSET. Estos dispositivos, combinados con el control y la gestión del ejercicio con la ayuda del GAMER Manpack de Saab, permiten realizar las actividades con mayor realismo, inmersión táctica y corrección inmediata, aparte de permitir una evaluación posterior del adiestramiento basada en datos reales y precisos, entre otras ventajas. Antes, esos ejercicios de tropas blindadas y mecanizadas con simulación en vivo se hacían de forma subjetiva, por la falta de dispositivos específicos. La llegada de los DSET y la realización del primer ejercicio de adiestramiento, con ciclo completo de simulación virtual y en vivo y con la participación de una Fuerza de Tarea (FT) de la 6ª Brigada de Infantería Blindada (6ª Bda. Inf. Bld.), constituyó un hito histórico dentro de la trayectoria de esta unidad. Sin duda hemos alcanzado otro nivel de calidad en el entrenamiento de nuestras tropas.

¿Cuál es el propósito de un ejercicio con simulación en vivo?

Tte. Cnel. Taveira: El ejercicio presencial tuvo una duración de dos semanas. En la primera, las tropas entrenaron con simulación virtual, consistente en actividades inherentes a la preparación, emisión de órdenes, ensayos y ejecución de la maniobra propiamente dicha, por medio de un software específico de entrenamiento virtual. Así se reducen los costos y el desgaste del material, se aprovecha mejor el tiempo disponible, y es posible repetir las maniobras y corregir los errores básicos. En la segunda semana el adiestramiento llega a su punto culminante. La Fuerza Adiestrada repite exactamente, en el terreno, aquello para lo que se la entrenó en el simulador virtual, en las mismas condiciones de dificultad, pero esta vez enfrentándose a una Fuerza Oponente (For. Op.) integrada. Una de las grandes ventajas de los DSET individuales y los de los vehículos, el armamento ligero y los cañones de los carros de combate es que no se utiliza munición real. Al final de ese ciclo se generó un paquete de datos con la información, las estadísticas y los informes sobre el ejercicio, fundamental para certificar el nivel de preparación de la tropa y su capacidad real de intervención.

¿Se cumplieron las expectativas en torno al entrenamiento con los DSET de Saab?

Tte. Cnel. Taveira: Las expectativas se superaron. La recepción de los DSET y la capacitación impartida por los especialistas de Saab a los militares del CA-Sul se desarrollaron impecablemente y evitaron fallas durante el ejercicio. Sabemos que iremos adquiriendo experiencia conforme vayamos utilizamos el material, evitando así pequeños errores por desconocimiento o falta de práctica. De todos modos, se alcanzaron y se superaron los objetivos que nos habíamos trazado para el primer ejercicio, que también sirvió de prueba. Es importante destacar el apoyo del Comando Militar del Sur, de la 3ª División del Ejército y de la 6ª Brigada de Infantería Blindada, que fue fundamental para garantizar los medios necesarios para recibir los DSET y realizar este ejercicio de prueba.

¿Ve usted una posibilidad de hacer entrenamiento conjunto con el CA-Leste o incluso con otros usuarios de equipos de Saab de otras partes del mundo?

Tte. Cnel.: El Comando de Operaciones Terrestres (COTER), a través de la Jefatura de Preparación de la Fuerza Terrestre, determina que los Centros de Adiestramiento tienen la responsabilidad de apoyar la certificación y el adiestramiento de las tropas de las Fuerzas de Alta Disponibilidad del Ejército Brasileño (EB), centralizando los medios que sean necesarios. La diferencia entre un centro y otro radica en la clase de tropas que se deben certificar o adiestrar. La vocación del CA-Sul son las tropas blindadas y mecanizadas, mientras que el CA-Leste se especializa en tropas ligeras. De todos modos, ambos centros ya se complementan de manera natural, mediante el refuerzo del personal para determinado ejercicio o el uso compartido de medios. Aparte de la simulación en vivo, en la que se emplean los DSET, ambos centros siguen también la misma metodología de ejecución de ejercicios de simulación constructiva (juegos de guerra) y simulación virtual, todo conforme a las directrices y orientaciones de la Jefatura de Preparación del COTER. Otro importante aliado del CA-Sul es el Centro de Instrucción de Blindados (CIBld). Una posibilidad que vemos, por ejemplo, es el empleo de los DSET y el personal (observadores y controladores de adiestramiento – OCA) del CA-Sul para complementar la capacidad del CIBld de impartir formación táctica a oficiales y sargentos.

¿Qué importancia ha tenido la alianza con Saab?

Tte. Cnel.: La alianza con Saab ha sido fundamental para recibir el material y para que los militares del centro obtuviesen capacitación en la operación y mantenimiento de los equipos. No cabe duda de que dicha asistencia ha garantizado su correcto uso y optimizado la experiencia de exploración de sus funciones. La relación ha sido muy positiva, desde la compra de la solución, los contactos preliminares sobre la entrega y la aclaración de dudas sobre el material. El trato de los militares del centro con los representantes de Saab en Brasil ha sido cordial y atento en todo momento, a todo lo largo del proceso.

El equipo adiestrado

El jefe de la subsección de simulación en vivo, el Mayor Andrey Eduardo Rodrigues, cuenta más detalles sobre el adiestramiento. Para él, la simulación en vivo es «la joya de la corona de las simulaciones», ya que permite alcanzar un mayor grado de realismo en los entrenamientos, muy próximo al de los combates reales. «Empleando los dispositivos de simulación y la metodología de ejecución de ejercicios del CA-Sul pudimos adiestrar a tropas reales que operaban sistemas reales —armas, vehículos y equipos— contra un enemigo también real en un campo de instrucción. El adiestramiento con ejercicios de simulación en vivo nos permite mejorar muy rápidamente el grado de preparación y operatividad de las tropas que participan en ellos», explica el Mayor.

¿Cuántos militares participaron en el entrenamiento?

Mayor Andrey: El ejercicio fue ejecutado por 120 efectivos. De estos, 90 componían la Fuerza Adiestrada, una Fuerza de Tarea (FT) consistente en una subunidad (SU), con sus mandos, un pelotón de carros de combate, un pelotón blindado de fusileros y la sección de mando de la SU. Los otros 30 militares constituían la Fuerza Oponente (For. Op.), consistente en un pelotón blindado de fusileros y una sección de carros de combate.

¿Qué feedback recibió usted de la tropa después del ejercicio con los DSET de Saab?

May.: Las tropas que participaron en el ejercicio contaron que el uso de los DSET le confirió mucho realismo e hizo que todos se preocuparan de ejecutar correctamente las tácticas, técnicas y procedimientos (TTP), a fin de cumplir sus misiones de combate con el menor número de bajas.

A la altura de las expectativas

El Capitán Maurício Braida do Amaral, Observador y Controlador de Adiestramiento (OCA) de pelotones de carros de combate, entra en más detalles sobre la experiencia del adiestramiento: «Teníamos la expectativa de ejecutar un módulo didáctico de adiestramiento con un alto índice de realismo, en el que fuera posible integrar tanto fuego directo como indirecto y sus efectos en las tropas, con el objetivo de representar las  bajas de manera fidedigna y establecer un nexo entre causa y efecto —explica—. Esas expectativas se cumplieron. Ya estamos pensando cómo podemos mejorarlo, siendo una oportunidad de mejora la adquisición o el desarrollo de un sistema de efectos pirotécnicos para los carros de combate (CC) Leopard 1A5 Br, los lanzacohetes (LC) AT-4, y los efectos de granadas de artillería y mortero, a fin de que las tropas estén expuestas a la observación de los efectos visuales y sonoros de tales municiones y armamentos», añade.

¿Qué aportan al entrenamiento el BT46 (bidireccional) y el BT47 (unidireccional)?

Capitán Braida: Los equipos de la serie BT contribuyen el entrenamiento por su arbitraje objetivo de los combates entre las partes, lo que agrega instantaneidad en la observación de los resultados, inmersión y realismo, y permite a los participantes ver los efectos que tiene en el adversario la utilización de su armamento, y viceversa.

¿Cómo valoraría la alianza con Saab y la asistencia que les ha prestado?

Cap.: La asistencia de Saab está siendo muy satisfactoria, con presencia constante de los equipos suecos para identificar y aclarar cualquier tipo de duda.

Experiencia real

El Capitán Eduardo Chaves, Comandante de la Fuerza Adiestrada, declaró que el ejercicio constituyó una experiencia única. «Fue un entrenamiento de sumo realismo y gran dificultad a causa del efecto diferenciado que proporcionan los DSET a las tropas en adiestramiento —explicó—. La experiencia fue muy distinta si se compara con nuestros ejercicios tradicionales», comentó.

¿De qué forma el BT46 (bidireccional) y el BT47 (unidireccional) contribuyeron al entrenamiento con simulación en vivo?

Capitán Eduardo Chaves: Los DSET sirvieron para que los militares de la Fuerza Adiestrada explorasen al máximo las tácticas, técnicas y procedimientos (TTP) de combate que se vieron en el ejercicio.

¿Se siente más seguro para emprender una acción real?

Cap.: Sin duda, me siento muy seguro. Después de un ejercicio como este, todos nos sentimos mejor preparados y tenemos la impresión de que se ha ampliado nuestro adiestramiento.