¿De dónde nace el nombre Gripen?

Esta historia comenzó en la década de 1980, cuando la Fuerza Aérea Sueca organizó una competencia para que la gente eligiera el nombre del nuevo caza del país.

En 1982, la revista de la Fuerza Aérea Sueca "FlygvapenNytt" publicó el concurso y una azafata llamada Helena Sillen sugirió el nombre de Gripen.

Sillen justificó su propuesta de la siguiente manera: el nombre Gripen proviene de la palabra Grifo y representa una criatura mítica que tiene la cara, el pico, las garras y las alas de un águila, y el cuerpo de un león. Según la leyenda, la fuerza del león y la sabiduría del águila simbolizan la fuerza y ​​la sabiduría de Dios, lo que hace que el Grifo sea reconocido como el rey del cielo y la tierra. Por lo tanto, nadie podría interponerse en su camino.

Con esta explicación, el jurado, formado por el editor en jefe de la revista, el jefe de la Fuerza Aérea y el jefe de comunicación de la Fuerza Aérea Sueca, entre otros, decidió nombrar al nuevo avión de combate sueco "Gripen".

Otra razón que hizo que el jurado eligiera el nombre Gripen, fue la conexión lógica con Draken y Viggen, los nombres de otros dos aviones que ya pertenecían a la flota de la Fuerza Aérea Sueca.

En 1986, el caza Gripen A/B fue presentado oficialmente por primera vez al público. Años después, la Fuerza Aérea Sueca reemplazó la flota de cazas Gripen A/B por una flota de Gripen C/D, que pronto complementaremos con la flota de Gripen E/F. Una serie de desarrollo tecnológico.